Renzo Izquierdo

Renzo Izquierdo

Wantrepeneur & Podcaster de ResilienTec

Lo que todo futuro emprendedor debe conocer al iniciar su propio proyecto. Sigue estos consejos.

10 Consejos a Tomar En Cuenta antes de comenzar a Emprender

Comparte:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
emprendedor exitoso

Hoy en día emprender un negocio está de moda. Sin embargo, no es una tarea sencilla. El emprendimiento es una larga aventura con muchos obstáculos en el camino en donde solo perduran los mejores. Esta aventura es una gran experiencia a nivel personal y profesional. Por eso, te queremos dar 10 consejos para ayudarte a comenzar con el pie derecho tu aventura emprendedora.


1. Fórmarse

Quizás lo más importante a la hora de emprender un negocio es desarrollar tus habilidades. No solo las que directamente se relacionan con tu producto o servicio sino también habilidades de liderazgo, trabajo en equipo, relajación, ventas, servicio al cliente, entre otras.


2. Apunta a un nicho de mercado

Si encuentras un nicho de mercado, por definición, estarás dedicado a un grupo de consumidores carentes de servicios de un mercado poco explotado. Por el contrario, si ingresas en el mercado como una marca generalista, que ofrece productos para un amplio segmento, estarás perdiendo una de las ventajas competitivas que una marca puede tener: la especialización.


3. Dedica tiempo a analizar el mercado y la posible competencia

¿Qué otras marcas están atendiendo a tu mercado específico? ¿Sabes lo que les ofrecen? ¿Y sobre lo que no les ofrecen? ¿A qué precio? Cómo podemos diferenciarnos de la competencia? ¿Cómo está siendo atendido este segmento de mercado en otros países? ¿Que puedo sumar o mejorar para poder destacar en este mercado.


4. Desarrolla un producto mínimo viable

¿Qué vas a vender? ¿Cómo le aportarás valor a tu cliente? Piensa bien tu propuesta de valor, sea un producto o servicio. Ten claro quién es tu cliente ideal o buyer persona y como se puede beneficiar de tu propuesta de valor. Luego, desarrolla un producto mínimo viable para lanzar al mercado y analizar su acogida.


5. Prueba tu credibilidad en el mercado

Ahora que has desarrollado tu producto, intenta venderlo a tu cliente ideal. Ellos te dirán las fortalezas y debilidades de tu producto. Ahí es cuando realmente empiezas a rediseñar y optimizar tu propuesta de valor para que encaje mejor con las necesidades de tus clientes.


6. Desarrolla un plan de negocios

No es un negocio sin un plan. Debes tener claro los objetivos de tu negocio y el proceso para conseguirlo. Habrán momentos difíciles y tener un plan de negocio claro te ayudará a sobrellevarlos. Identifica tu norte y desarrolla una estrategia para conseguirlo. Este planeamiento debe incluir todas las áreas del negocio como servicio al cliente, ventas, marketing, legal, entre otras.


7. Prioriza

Ahora que ya tienes claro hacia donde vas, debes empezar a priorizar algunas cosas pues no se puede tener todo en un principio. Aquí no hay una regla específica, depende de tu personalidad y habilidades. Lo ideal es que priorices en mejorar las áreas débiles de tu negocio o aquellas que generen el mayor impacto hacia tu objetivo. Por lo general, vender más productos.


8. Define tu presupuesto

El presupuesto es una parte crucial de tu plan financiero. Luego de priorizar algunas actividades por sobre otras, debes asignar recursos para llevarlas a cabo. Los recursos por lo general son tiempo y dinero. Debes planificar y contabilizar cuántos recursos tomará llevar a cabo cada actividad y buscar ser lo más exacto posible. También debes hacer proyecciones para los siguientes años.


9. Aprende del negocio

Al empezar, muchos emprendedores fallamos en pequeños detalles de organización que son críticos para un buen modelo de negocios. Cuando no puedes trasladar tus ideas al plano económico y financiero, corres el riesgo de no poder replicar el éxito ni hacerse entender por otros interesados.


10. Fracasa rápido, fracasa barato

Procura ser rápido. Invertir meses con la obsesión de buscar la perfección de tu proyecto, terminará por hacer que nunca empieces. Se conciente que tienes poco tiempo. Invierte tu tiempo en investigar sobre que lo que vas a crear (o mejorar) y a quien o quienes va dirigido, tratando de generar el mayor valor posible. Con esto, consigues el feedback de tus clientes potenciales. Recuerda, cuanto antes sepas cuales son los puntos débiles de tu producto o servicio, antes podrás mejorarlo y con ello, tener un mejor manejo de tus recursos financieros. En muchos casos, no es necesario grandes inversiones, tan solo y, sobre todo, tiempo.


Conclusión

Levantar el negocio es algo duro pero gratificante. Al final, ganan los que más resisten, los mejores preparados y los que logran adaptarse al cambio para superar los obstáculos del camino. Estos 10 consejos te vendrán muy bien a la hora de comenzar tu negocio propio.

Post similares que puedan gustarte